Campo de vides de Pío del Ramo

PÍO DEL RAMO

Bodegas Pío del Ramo. Vinos de la Denominación de Origen Jumilla. Vinos de la Indicación Geográfica Protegida Vinos de la Tierra de Castilla

Nuestros viñedos y nuestra especial climatología

Pío del Ramo cultiva una selección de hectáreas situadas en los mejores páramos del altiplano, donde cuida con esmero desde el origen hasta la recolección de las cepas.

La bodega cuenta con numerosas parcelas de viñedos, cuidadosamente cultivados y localizados en tierras calizas (las mejores para producción de calidad dada a la concentración que producen) de las localidades de Jumilla, Ontur, Albatana y Chinchilla.

DENOMINACIÓN DE ORIGEN JUMILLA

La mayor parte de nuestros viñedos se encuentran situados en los términos municipales de Ontur, Albatana y Jumilla; a unos 700 metros sobre el nivel del mar y amparados en la Denominación de Origen Jumilla.

Situada en el sureste español, la Denominación de Origen Jumilla está caracterizada por amplios valles y planicies, marcados por montañas. Es una zona de transición entre el litoral levantino del Mediterráneo y la meseta castellano-manchega.

INDICACIÓN GEOGRÁFICA PROTEGIDA
VINOS DE LA TIERRA DE CASTILLA

Bajo la denominación Vinos de la Tierra de Castilla, tenemos un viñedo situado en la localidad albaceteña de Pétrola, a una altura sobre el nivel del mar de 900 metros.

La Indicación Geográfica Protegida Vinos de la Tierra de Castilla, permite identificar a los vinos elaborados con uvas producidas dentro del territorio de la Región.

Esta indicación geográfica engloba a un gran número de productores y es un reconocimiento a la importante tradición vitivinícola de Castilla La Mancha.

Viñedos de Pío del Ramo en Pétrola

SUELOS

La calidad de los vinos empieza por la tierra en la que la cepa produce sus frutos. Es el llamado «terroir», esa combinación perfecta entre suelo, clima, localización y orientación de los viñedos.

En nuestro caso, estas características están bien patentes. Los suelos de toda la zona son pardos o pardo-calizos, con buena capacidad hídrica y mediana permeabilidad, lo que hace que las cepas puedan sobrevivir en condiciones de estrés hídrico prolongado. Son pobres en materia orgánica, de pH alto y baja salinidad. Su textura franca y franco-arenosa le confiere una buena aireación.

EL CLIMA

Nuestros viñedos disfrutan de un clima continental; suavizado en parte por el Mediterráneo, al este; y endurecido por la meseta de La Mancha, al oeste.

Podríamos decir que es un clima árido y de pocas lluvias (con 300 litros por metro cuadrado al año), con veranos muy cálidos (se sobrepasan los 40º) e inviernos fríos (el termómetro desciendo por debajo de 0º con facilidad).

En este clima de extremos es donde, en contra de lo que pudiera parecer, tiene lugar la génesis de lo que se convertirá en unos grandes vinos. La razón es que este clima facilita un crecimiento sano, tanto de la planta como del fruto. La ausencia de humedad hace posible que los tratamientos sean los mínimos, ya que la podredumbre no aparece en medio de esta sequedad.

Gracias a estas condiciones, se consiguen unos vinos más ecológicos y sanos.

Viñedos en la Finca del Cuco Viñedos en Albatana Viñedos en Ontur

NUESTRA TIERRA

VARIEDADES

  • MONASTRELL

    Es la variedad más representativa de la zona y de la Denominación de Origen Jumilla.

    Tenemos diferenciadas dos zonas de uva Monastrell en función de la vejez de las cepas: la más joven, formada por viñas plantadas en 2006, se encuentra situada en la Finca del Cuco (su nombre proviene del refugio en forma ovalada que se enclava en la finca).

    Las zonas más viejas de uva Monastrell son las que tenemos vinculadas en parcelas con cepas de más de 50 años. Estas últimas son la base de nuestros grandes vinos. Están cultivadas en vaso y en régimen de secano estricto. Producen rendimientos bajos, pero con gran concentración, aportando el carácter y la personalidad típica de la variedad.

  • CABERNET SAUVIGNON

    La Finca de Las Gateras está dedicada al cultivo de la variedad Cabernet Sauvignon desde 2003.

    Este tipo de uva confiere a los vinos tintos cuerpo y estructura, siendo la base para las crianzas.

  • SYRAH

    En la Finca de La Casilla y Finca de La Cañada encontramos la variedad Syrah.

    Plantadas en 2002, es una de las variedades que mejor desarrollan su potencial en esta zona.

  • MERLOT

    Las Fincas Pedreras, Cero Blanco y Teófilo se encuentran destinadas desde 2002 al cultivo de la variedad Merlot.

    Sus tierras arcillosas producen vinos con más cuerpo, más taninos y mayor posibilidad de conservación que los suelos arenosos.

  • TEMPRANILLO

    En la Finca Porrudos se encuentran nuestros cultivos de Tempranillo.

    Esta variedad desarrolla un gran potencial aromático, y produce unos vinos muy afrutados y frescos.

  • CHARDONNAY

    La variedad Chardonnay se encuentra cultivada en las Fincas de Basteguillas y La Florida, donde encontramos unos suelos idóneos para vino blanco seco, fresco y afrutado.

  • MOSCATEL DE GRANO MENUDO

    Las Fincas la Cingla, Cerro y Cañada de la Ermita están destinadas al cutivo de Moscatel de grano menudo. Sus suelos aportan frescura, acidez, elegancia y finura.

  • PETIT VERDOT

    Desde 2004, la Finca Cespial está dedicada al cultivo de Petit Verdot, produciendo unos vinos con un carácter particular y único.

  • VERDEJO

    En la localidad de Pétrola encontramos el clima frío propio de las regiones del norte. Esta característica convierte la zona en un lugar excelente para el cultivo de la variedad Verdejo, propiciando el carácter fresco y herbáceo de esta uva.